¿ Por qué estudiar español ?

Primero cabe saber que el español es el tercer idioma más hablado en el mundo.
El español, idioma oficial de España, se habla en la mayoría de los países de América Latina excepto Brasil, Haiti…. También se habla en las Filipinas, en  islas del Caribe (Cuba, Santo Domingo) y en algunas regiones de Africa del norte y ecuatorial.

En los Estados Unidos, el español es el idioma más hablado después del inglés. Hay más de 30 millones de hispanohablantes. Durante la última década la presencia de la lengua española en la radio y en la televisión  de este país aumenta continuamente, así como la cantidad de periódicos en español. El mismo fenómeno puede observarse en la publicidad y en la enseñanza, donde es la lengua extranjera más estudiada.

El español, también llamado castellano, es el dialecto de la antigua región de « Castilla » y llegó a ser preponderante en la literatura y la administración del antiguo Reino  de España.

A partir del descubrimiento de América en 1492 por Cristóbal Colón, el castellano se extendió sobre la mayor parte del continente americano, donde se cuentan hoy en día más de 320 millones de hispanohablantes.

Después hay que saber que el español es un idioma que se ha enriquecido de las diferentes lenguas nativas de América sobre todo de las palabras relacionadas con la vida cotidiana : tomate, cóndor, colibrí

Un número muy importante de términos cogidos del idioma árabe que se explica por la larga estancia de los Moros en la Península ibérica. Esos términos empiezan generalmente por al , y se refieren tanto a la casa y la construcción  (azotea : terrasse, alcoba : chambre à coucher), como a las profesiones (alcalde : maire), o las plantas (albahaca : basilic).

En el siglo XIII, los peregrinos que iban a Santiago de Compostela y los caballeros franceses que participaron en la lucha contra los Moros enriquecieron también el idioma español. Entre esas palabras más antiguas y que se usan hoy día se encuentran : jefe (chef), champiñon (champignon), blusa (blouse).

Hoy la influencia del inglés se encuentra particularmente en los dominios científico, comercial e informático. Pero si la pronunciación  inglesa se respeta más o menos, en cambio la ortografía queda española como en líder (lider), estandar (standard).

Y para terminar palabras de origen francés como : souvenir, soufflé, soutien, croissant (cruasán).

Al fin y al cabo el idioma de Cervantes es y será  tan vivo como el idioma de Shakespeare.